Seleccionar página

EL JARDÍN DE LA WEB, una metáfora para explicar por que una web necesita mantenimiento:

Cuando contratamos a alguien para que nos haga nuestra web no no nos gusta oír hablar de la necesidad de contratar un servicio de mantenimiento, no queremos incurrir en más gastos. Sin embargo es un asunto más importante de que parece, tanto que no realizar un buen mantenimiento puede provocar que perdamos nuestra web.

Para expllicarlo mejor os lo voy a explicar con una metáfora:

Imaginad que vuestra web es un jardín que queréis poner al lado de vuestro negocio para que sea más visible y puedan entrar nuevos clientes, pero claro, un jardín es algo vivo que debe adaptarse a los cambios de la naturaleza, al igual que una web debe adaptarse a las evoluciones de códigos de programación de los navegadores. Repasemos los pasos:

  1. Adquirir el terreno para hacer el jardín, lo que equivaldría a comprar el alojamiento o “hosting”, e igual que en un terreno debemos considerar el tamaño y si tiene servicios como canalización de agua, gas y luz, en el hosting también deberemos considerar tanto el tamaño como los servicios prestados.
    Anualmente tendremos que pagar una contribución al ayuntamiento por el mantenimiento de los servicios prestados, al igual que hay que pagar un coste al proveedor del hosting por el mantenimiento que presta.
  2. Preparar el terreno, poner el abono necesario para crear nuestro jardín, equivaldría a instalar el wordpress, y para ello ya necesitaremos al jardinero, o diseñador web.
    Anualmente tendremos que añadir nuevo abono y eliminar “pulgones” que hayan infectado algunas plantas, al igual que debemos de instalar las actualizaciones de wordpress (que se hacen para adaptarse a los cambios de los navegadores) y eliminar virus que se hayan colado por falta de mantenimiento.
  3. Adquirir y plantar las plantas, semillas, macetas, etc.: sería como comprar e instalar la plantilla y complementos o plugingsSi no lo hacemos las flores se pasarán, y los arbustos crecerán a lo loco, provocando que no se pueda disponer del jardín de modo correcto.
    Anualmente tendremos que compar semillas, nuevas flores, abonar la tierra… o lo hacemos nosotros o volvemos a contratar al jardinero..

Sin embargo la mayoría de los jardines necesitan un mantenimiento constante, pues cada mes o incluso cada semana, es necesario cortar malas hierbas, evitar que surjan plagas de insectos, limpiar los restos de hojas secas, podar los arbustos… si no el jardín no cumple su función… pues lo mismo pasa con nuestra web, mejor cuidarla periódicamente que darse el “palizón” cada año cuando nos damos cuenta de que no se puede entrar. 

Si tu página de wordpress marcha correctamente, o tu hosting te dice qué está infectada… necesitas un “jardinero” 😉 para tu jardín web, no dudes en contactarnos aquí y solucionaremos tu problema.

Share This